Tipos de Tiendas Online

El segmento del comercio electrónico esta compuesto por diferentes clasificaciones de las tiendas online.  Esta separación puede realizarse en base a diferentes criterios, por ejemplo, la tenencia o no de las mercancías que se ofrecen en las plataformas online, o si el diseño de la pagina web te permite finalizar todo el proceso de venta de los artículos de forma electrónica.

Como vemos, hemos mencionado solo dos parámetros, sin embargo, estos nos permiten hablar de diferentes tipos de tiendas electrónicas en base a esto.  Veamos entonces que otros tipos de negocios de este tipo podemos encontrar en el conjunto global del e-commerce y como puede sacársele el mejor provecho a estos.

1. Tiendas de catálogo online

En este tipo de tiendas se nos ofrece un amplio catálogo de productos , los cuales cuentan con un contenido bien detallado sobre los productos.  Podemos encontrar desde especificaciones, hasta fotografías de los artículos.  Sin embargo el cliente no puede realizar el pedido directamente, a cambio se le ofrece información precisa sobre el procedimiento para realizar la compra del producto de interés.  Su principal atractivo es que no requiere de una fuerte inversión inicial, por lo que es usada como la primera fase de exploración en el e-commerce.

2. Tienda virtual

Al igual que la tienda online de catálogo, este tipo de tienda dispone de un catálogo de productos con información y detalles, la diferencia radica en que en este tipo de negocios, el cliente puede realizar sus pedidos añadiendo los artículos a un carrito de compras.  Finalmente, este finaliza la transacción realizando el pago respectivo a través del medio que éste prefiera.  En este caso, como hablamos de la entrega de información financiera por parte de los clientes, la tienda virtual debe ofrecer las garantías y medidas de seguridad necesarias para proteger los datos de los compradores.  Ventajas, básicamente disminuye los gastos de gestión, el proceso de compra es automatizado y nos permite tener en nuestro haber un historias y un registro de los procesos de compra realizados.

3. Blog con tienda online

Es una herramienta muy usada en la actualidad, puesto que disponemos de un blog en el cual subimos contenido de interés de los clientes, pero al mismo tiempo ofrecemos productos de nuestra tienda online.  Vale aclarar que estas web logran compaginar el proceso de marketing de ventas, con la discusión de temáticas que si bien, pueden estar relacionadas con los productos, no siempre tienen que hacer referencia.   Los puntos a favor de este tipo de tienda es que puedes mejorar sistemáticamente el posicionamiento de tu tienda, y si logras captar la atención de posibles clientes con la calidad de los blogs, puedes dirigir el tráfico del blog a tu plataforma de ventas.

4. Tienda online cerrada

Tiene un funcionamiento similar al de la tienda virtual, sin embargo, para poder acceder a los catálogos de los productos y poder verificar los precios de los artículos, es necesario realizar un registro previo a la transacción.  En algunos casos pueden tener tarifas por membresía, sin embargo es de anotar que este tipo de tiendas te asegura una base de clientes regulares.

5. Tienda cerrada para profesionales

Funciona bajo el mismo concepto que una tienda cerrada, sin embargo, en este tipo de tiendas podemos personalizar los productos ofertados de acuerdo a nuestras necesidades.  Es decir, en el proceso de registro especificamos que tipo de productos de nuestro interés y solo en función de esto, podemos acceder a catálogos de productos específicos.

6. Tienda mixta

Es una especie de síntesis de las tiendas abiertas y cerradas, ciertamente los clientes pueden tener acceso a los catálogos de productos, sin embargo para efectuar el proceso de compra, estos deben registrarse previamente.

7. Tiendas dropshipping

Uno d ellos modelos de negocio en boga en la actualidad.  Este tipo de tiendas se caracteriza por un proceso de intermediación entre un proveedor mayorista y los clientes, en donde el vendedor es el intermediario.  Este ultimo no requiere de tener un gran capital de inicio, puesto que es el proveedor el poseedor de la mercancía ofertada.  Igualmente este se encargará de la logística de envío de los productos a los clientes.

tu eres importante para nosotros

Estamos aqui para ayudarte en lo que necesitas